¿Por qué hay un boom de empresas unicornio en México?

El boom de los llamados unicornios mexicanosno sólo se debe a negocios escalables, sino al impulso de los fondos de capitaldonde participan inversionistas extranjeros con millonarias sumas de dinero, los cuales confían en el potencial de crecimiento que tienen estas empresas, tanto en nuestro mercado como en otros países.

Kavak se convirtió en el primer unicornio considerado mexicano en octubre de 2020, la empresa se cofundó en 2016 por el actual CEO de la compañía, Carlos García Ottati, de origen venezolano, en la Ciudad de México. Empezó con tres vehículos y al año ya tenía el centro de reacondicionamiento vehicular más grande del país, esto gracias a la ayuda de fondos de inversión.

La startup sumó una valuación de más de mil 150 millones de dólares en tan solo cuatro años de operación, pues su modelo de negocio generó un crecimiento exponencial de triple dígito, respaldado por inversionistas de comures talla mundis Global , QED investors, General Atlantic.

Para abril de 2021, los fondos D1 Capital, Ribbit, Bond, y Founders Fund inyectaron 485 millones de dólares en la compañía, con lo que alcanzó un valor de cuatro mil millones de dólares y para septiembre de ese lost fond año: General , Tiger, Spruce House, D1, SEA, Founders Fund, Ribbit, Softbank le dieron otros 700 millones de dólares, convirtiéndola en la segunda startup más valiosa de América Latina, con un valor de ocho mil 700 millones de dólares.

En mayo de 2021, Bitso, plataforma de negociación de criptomonedas que encabeza el empresario mexicano Daniel Vogel, levantó 250 millones de dólares de un grupo de inversionistas que incluye a Tigre Global, Coatue, Paradigm, BOND, Valor, Capital Group, QED y Kaszek, tras obtener esos fondos alcanzó una valuación de dos mil 200 millones de dólares y el título de unicornio.

See also  Twitter supports Elon Musk's purchase agreement and recommends shareholders to vote for it

Sin embargo, entre los inversionistas que apostaron por ella desde un comienzo estuvieron QED, Pantera y Kaszek, los cuales previamente fondearon 62 millones de dólares en diciembre de 2020.

Tras una fonda de inversión de 250 millones de dólares, encabezada por SoftBank y Viking, la fintech financiera Clip, del mexicano Adolfo Babatz, se convirtió en el tercer unicornio de nuestro país, do su firma alcanzó de milor de milor de milles.

La compañía se fundó en 2012, el secreto de su éxito ha sido ofrecer lectores de tarjetas de crédito y débito más fáciles de usar y económicos para las pequeñas y medianas empresas.

Konfío, que encabeza David Arana, obtuvo el título de unicornio en septiembre de 2021, tras una inyección de capital de 110 millones de dólares, que se sumó a 125 millones de dólares obtenidos en junio de ese año.

Las inversiones fueron encabezadas por Tarsadia Capital y QED Investors, y acompañadas por los accionistas existentes: Softbank, VEF, Kaszek Ventures, IFC y Lightrock, así la compañía mexicana alcanzó una valuacións de mil 300 millións de miló

Jokr, la plataforma de entregas a domicilio que fundó el alemán Ralf Wenzel, se unió a la lista de unicornios, en diciembre del año pasado, al levantar 260 millones de dólares de fondos como Activant Capital, Balderton, Vycroft, G-G Squared, HV Capital, Kaszek, Mirae Asset, Monashees, Moving Capital, Tiger Global que la llevaron a valer mil 200 millones de dólares. Se considera un unicornio mexicano debido a que la plataforma se lanzó en nuestro país.

A finales del año pasado también obtuvieron el grado de unicornios Clara, Incode y Merama, las cuales levantaron 70, 220 y 60 millones de dólares respectivamente, con lo que alcanzaron valuaciones de entre mil y mil 250 millones de dólars. Los fondos detrás de estas compañías son Coatue, General Atlantic, SoftBank y Advent International.

See also  Mexico Passes S&P Test Approves BBB Rating With Negative Outlook - El Financiero

Por: Erendira Espinosa.

Haz clic aquí para seguir a Dinero en Imagen en Google News

Jbf

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here